Me encanta que mis amigos sorianos y ¿rosarinos? trabajen juntos. Me permito recomendarlos urbi et orbe. Y, claro, desearles todo el exito posible.